miércoles, 11 de noviembre de 2009

Aceptación a uno mismo






A veces nos sentimos feos, malos, viejos, tontos, inseguros, sin valor… porque nos comparamos con otros y queremos tener la misma aceptación de otros. La necesidad de aceptación siempre será el motivo del sentimiento de rechazo y el origen de sentirnos mal.

La necesidad de aceptación provoca que hagamos muchas cosas inconscientes por buscar la aceptación, y cuando no lo logramos, es cuando nos sentimos mal por sentir el inevitable rechazo.

Cuando vivimos esperando la aceptación de los demás, viviremos actuando de forma que nos acepten, cada rechazo es un objetivo no logrado, es cuando "nos sentimos". Es cuando pensamos "no me quiere", "algo hice mal", "está enojado conmigo"... y todo se resume en: "no me aceptó". Somos felices cuando nos muestran una sonrisa, cuando nos saludan, cuando nos dicen "te quiero", cuando nos sentimos "aceptados", pero todo cambia cuando se siente un rechazo, aun cuando sea un rechazo imaginario. Muchas veces, hasta buscamos "donde está el rechazo" en algunas palabras que nos hayan dicho. Pensamos: "Me dijo, nos vemos después, no sé que quiso decir, talvez quiso decir que ya no nos veamos"...: buscamos donde estuvo el rechazo y terminamos encontrando una razón para seguir sintiendo un vacío interior.

Seguir buscando la aceptación en los demás es luchar contra una corriente imaginaria que nunca podremos dominar. Es buscar afuera algo que nos hace falta adentro de nosotros. ¿Por qué buscar la aceptación en los demás?

Dejar de buscar la aceptación en los demás es olvidarme si los demás me quieren o no me quieren, si los demás se enojan conmigo o están contentos, dejar de buscar la aceptación es ser lo suficientemente fuerte de olvidarme del cariño de los demás y darme el cariño a mi mismo. La necesidad de aceptación se deja a partir de cuando me acepto a mi mismo. Si me amo a mi mismo, ¿porqué buscar afuera quien me ame? Si me acepto, ¿porqué buscar afuera quien me acepte?

Si nos hacen un favor, no estamos comprometidos a responder de la misma manera, no tenemos porque pensar que ya “debemos” un favor. Los favores no se hacen para pagar una deuda, los favores se hacen porque nacen del corazón. El amor no se da para pagar un favor, el amor se da porque sale del corazón.

Deja de hacer favores, olvídate si debes favores a los demás, olvídate si necesitas ser aceptado por otros, olvídate de la culpa, el chantaje y de todo lo que te haga daño. Acéptate a ti mismo, date amor a ti mismo, quiérete, consiéntete, hazte cariñitos, y cuando estés lleno de amor, automáticamente darás amor. Ayudarás no para evitar el rechazo, sino como algo que sale de tu corazón.

Cuando logres amarte a ti mismo, cuando logres aceptarte tal como eres, cuando logres consentirte… ese día dejarás de buscar el amor allá afuera, porque ya lo tendrás adentro, y desde ese momento buscarás a quien darle amor sin esperar que te den amor, desde ese momento dejaras de sentirte rechazado, y desde ese momento comenzarás a ser libre.


Escrito por: Rafael Zárate Méndez


Ese texto ven en un mensaje de mi amiga Belkis,
Resumido mas quiero dejarlo entero porque es una reflexión muy buena,
Gracias amiga Belkis,me gustas un montón

19 comentarios:

Isa dijo...

Quando nos aceitamos e gostamos de nós,é meio caminho andado para irmos em frente!
Beijo.
isa.

*Luna dijo...

Hola cielo si nos aceptamos tal y como somos vivremos mejor bonito texto
un beso

Mª JOSE. dijo...

tienes toda la razón Lira ,hasta que no nos aceptemos a nosotros mismos jamás seremos LIBRES.Preciosa entrada la tuya.
un beso enorme.MJ

Pelos caminhos da vida. dijo...

Primeiro precisamos amar a nós mesmos para que tudo venha na sua devida hora.

Bom dia amiga!

beijooo.

Luis G. dijo...

El último párrafo define la esencia y la personalidad de una persona, el camino a seguir, libre de prejuicios, errores y recelos.
Magnífico texto, Lira.

Un beso.

Sonia Schmorantz dijo...

Quando nos aceitamos do jeito que somos, com certeza somos mais felizes, e esta felicidade nos faz mais bonitos!
beijos

AMOR dijo...

Es que por mas que nos resistamos no nos queda de otra que aceptarnos tal y como somos, ya que muchas veces al intentar cambiar, dejamos de ser nosotr@s para convertirnos en extraños. Precioso

Arwen dijo...

Me gusto el texto mucho...sobre todo el final, para pensar en ello, un abrazo cielo y gracias por este texto maravilloso...

Kotta1947 dijo...

Amiga, a tua melhor amiga és tu. Se não gostares de ti ninguém gosta. Aceita-te tal e qual és e serás muito feliz outras amizades surgirão. Bjo.

AMOR dijo...

Solo pasaba para desearte un feliz finde.
Besazos

Belkis dijo...

Me alegro mucho que te haya gustado este texto Lira. Es importante el cultivo de la aceptación a uno mismo, visto como una actitud realista ante la vida, capaz de asumir las dificultades de todo orden que de manera inevitable surgirán en el camino. La aceptación de uno mismo no se trata ni de resignación ni de fatalismo, sino de una conciencia madura y responsable del camino que se decide tomar y de las herramientas con que se cuenta para recorrerlo. Un abrazo muy grande y que tengas un feliz domingo

~*Rebeca e Jota Cê *~ dijo...

Lira linda,

Temos que valorizar aquilo que somos e que nos tornamos... sempre!

Beijo imenso, menina querida.

Rebeca

-

MARIQUITA dijo...

Yo me acepto con todos y mis puntitos negros pero me costó tiempo en saberlo besos.

MARIQUITA dijo...

Hola amiga soy yo de nuevo
Te deje un regarrito en mi blog “El amor es siempre amor, venga de donde venga…

Isa dijo...

Passei de novo.Desta vez para te ler melhor e agradecer a tua visita.
Beijo.
isa.

Argos dijo...

Olá

Neste mundo em que vivemos, com tantas exigências fúteis, ás vezes esqeucemos o principal: Gostar de nós!

Abraço e obrigado pelo texto

ELWIMG dijo...

Quererse a uno mismo es algo que nos deberian enseñar desde niños, así confiariamos más en nosotros y en nuestras posibiidades.

Bonito Post.


Un beso

Jorge Torres Daudet dijo...

Lira y Belkis; cuánta razón; cuando yo estoy bajo de moral me peino y se me pasa...jajaja.
Muy bonito el blog, Lira y gracias por tu visita a mi blog.
Besos para las dos.

Minombresabeahierba dijo...

Es que quizas fuimos enseñados en la "importancvia" de que para ser "alguien " en la vida hay que ser aceptado o alabado por otros.

De hecho cada día mas sucede, en las familias, en los colegios, en los trabajos, en el dia a dia.

Por eso el poder reflexionar cada dia sobre lo realmente importante en nuestras vidas es un tiempo fudamental para saber si estamos en el camino adecuado.

besos